domingo, 17 de enero de 2010

Víctimas y victimarios

Otra de las vertientes de la catástrofe de Haití ha resultado provenir de las declaraciones de un obispo, concretamente monseñor Munilla, quien siendo preguntado por Dios ante la catástrofe de Haití salió por la tangente contestando que hay situaciones peores que la de aquellas pobres gentes. Lo escuché en directo y no podía dar crédito a lo que oía, y creo que este buen hombre tampoco podía dar crédito a lo que acababa de decir, de modo que lo intentó paliar afirmando el dolor y sufrimiento de aquellas gentes, víctimas al fin, y el mal espiritual que nosotros vivimos en la cultura materialista en la que estamos inmersos. En fin, que aquello tenía poco arreglo, pero una vez metidos en el berengenal ¿mejor sostenella y no enmendalla?
No creo que eso sea una buena defensa de Dios, eso que llaman los teólogos teodicea, pero a fe que tenía más razón que un santo, aunque quizás no en lo que él mismo creía o estaba pensando. Me explico: en un determinado sentido, netamente moral, nosotros vivimos una situación peor que las víctimas de Haití. Nosotros, en nuestro mundo capitalista, consumista y hedonista, somos los culpables morales y metafísicos (véase Jasper) de la situación acontecida en Haití, por los motivos expuestos en el post anterior y porque es necesario que haya una gran masa damnationis que sostenga a la élite mundial que derrocha y consume sin ningún miramiento. Para que el 15% de la población mundial, nosotros los enriquecidos, podamos vivir consumiendo sin restricciones, el restante 85% ha de padecer necesidades, carencias, miserias y muerte. Uno de los lugares donde viven esos míseros es Haití. Si en el mundo hubiera justicia, casi vale decir simple humanidad, lo acaecido en ese pequeño país podría haber sido un leve accidente, como habitualmente sucede en Japón en los seísmos, pero como se necesita una legión enorme de pobres en reserva que alimenten la máquina del consumo capitalista mundial, esos tales deben estar expuestos a todo para que nosotros podamos destruir sistemáticamente el planeta en aras de nuestros deseos infames.
Desde esta perspectiva que expongo y sólo desde esta, monseñor tenía razón, quizá sin quererlo, pero la tenía. Aquellas víctimas tendrán el juicio que merecen según el Evangelio: el Reino; nosotros también tendremos el juicio que merecemos: "apartaos de mí que no os conozco...".


P.S.: Lamento ser tan pesado con estas cosas, pero...


La imagen que acompaña es de Georges Rouault: Judges, Clowns and Whores, creo que viene muy al pelo del asunto.

7 comentarios:

Ecke... dijo...

Como dijo anoche Vicente Romero en informe semanal, los haitianos no esperan más que limosnas, pues saben que la ayuda no llegará. La verdadera ayuda, sería que los países más desarrollados impulsaran el propio desarrollo de Haití, cosa que no están dispuestos a hacer.

P.D. Estados Unidos se pondrá las botas con los restos de Haití, "quieren ser los que se encarguen de la reconstrucción del país". Simplemente carroñeros.

Saludos.

Anónimo dijo...

Mientras los presupuestos dedicados a venta de armas y a la industria de la guerra no se dediquen a potenciar la dignidad de los más pobres, nada cambiará. El calcetín de la humanidad se rompe por su lado más debil. Y está lleno de agujeros. Lloros, moscas, cadaveres, hambruna. Las imagenes se repiten. Con la miseria de muchos, unos pocos se lucran. La esperanza en manos altruistas que rescatan vidas de entre los escombros, compasión encarnada. Dios con nosotros.

Martín dijo...

Este desgraciado asunto de Haití ha mostrado lo mejor de la condición humana, simbolizado en los voluntarios que salvan vidas; ha mostrado también la miseria de nuestra condición, simbolizada en tanta gente desesperada que hasta matan por conseguir alimentos; y también ha mostrado lo peor de la condición humana, el egoísmo que busca enriquecerse a costa de la tragedia. A veces lo peor es lo que menos se ve, porque el mal sabe esconderse y disfrazarse de bien.

Bernardo Pérez Andreo dijo...

Efectivamente, Martín, en los mementos así se ve lo mejor y lo peor del hombre. Estoy seguro de que debe haber actos de renuncia y heroísmo extremos en los que los creyentes veríamos la presencia de Dios. Pero los medios no nos muestra la realidad, nos la encubren con cadáveres y pillaje. Ayer en Informe Semanal, de haber sido por la presencia de Vicente Romero, como ha citado Ecke, el informativo no habría pasado de ser un bodrio de las tardes en que se sacan las heces de la humanidad a la palestra pública.
Por ejemplo: nadie cuenta la labor que los médicos cubanos y haitianos formados en Cuba, más de mil en total, están realizando. Por las noticias que tengo, son los más efectivos hasta el momento.
Lo que sí sale son los 10.000 marines que irán de turismo por allí a costa de la futura reconstrucción del país.

Anónimo dijo...

Un pais de esclavos como Haití solo sirve a las grandes potencias como mano de obra barata,tráfico de órganos y de niños. Los bienintencionados se volcarán en adopciones que llenan vacíos, y cubren necesidades, a cambio de desenraizar al niño para siempre. A Michelle Obama le deben resonar los ancestros, ella descendiente de esclavos, ahora en el otro lado del espejo. De dictaduras pasadas, de expolios vergonzosos, llegan estos lodos, que nos salpican a todos, porque en la tragedia de Haití todos estamos implicados, incluidos silencios cómplices. ¿ A quien interesa un pais de esclavos ?.
Misericordia, Dios, por tu bondad. Ten piedad de todos nosotros.

Anónimo dijo...

Bernardo por su interés dejo este link en que Chomski hace un analisis en profundidad sobre la trayectoria que ha llevado a los actuales hechos en Haití
.Oscuros negocios priman sobre el desarrollo de sociedades democráticas. ¡ Ya pueden Francia y EEUU implicarse a fondo en la reconstrucción de Haití. ! Se lo deben al pais y a los haitianos.

http://www.redescristianas.net/2010/01/18/eeuu-%e2%80%93-haitinoam-chomsky/#more-19372

Bernardo Pérez Andreo dijo...

Agradezco cuantos comentario y link podáis añadir al post, eso ayuda a que la verdad prevalezca sobre la mentira que también en esto se está imponiendo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...