jueves, 3 de marzo de 2011

Fe sin Razón

Este año, el Instituto Teológico de Murcia ha programado las XXIV Jornadas de Teología sobre la relación entre la Fe y la Razón. Entre el 7 y el 11 de marzo, tendrán lugar cinco ponencias de cinco prestigiosos teólogos, cuatro de ellos españoles y uno inglés. El motor de las Jornadas es la relación entre Fe y Razón en un mundo cada vez más marcado por una especie de ruptura entre ambas. Esta ruptura ha venido a situarnos en una posición muy extraña. Aquellos que estamos por naturaleza situados en el campo de la Fe nos vemos obligados a defender la necesidad de la Razón para la existencia de un mundo verdaderamente humano, porque aquellos que están en el mundo de la Razón han dejado que ésta sea defenestrada en favor de una pluralidad de razones que no terminan de dar Razón del mundo.
Dos peligros hay en estos momentos. De un lado el peligro de reducir la Razón a una reflexión particular y la Fe a una dimensión meramente individual; del otro la de convertir la Fe en una pseudo Razón transfenoménica y la Razón en una Fe encubierta. Estos dos peligros están sobrevolando el discurso de la postmodernidad desde hace treinta años, desde que se decretó el fin de las ideologías y el nacimiento de la era del vacío. Desde entonces, los ideólogos del neoliberalismo y sus acólitos académicos, léase Lyotard, Vattimo (entonces, hoy se ha desconvertido), Lipovetsky et alia, no han dejado de proclamar a los cuatro vientos que la Razón no existe y que el hombre, cada hombre individual debe buscar el amparo de su propia lógica de supervivencia en medio de un mundo caótico y sin sentido. El marco y el modelo son los del neoliberalismo y las reglas de juego las marca la sociedad de consumo, del lujo, la sociedad transparente, la sociedad red. Ahí, nada puede hacer la Razón. Por otro lado, la Fe ha muerto hace tiempo y lo que quedan son una miríada de creencias particulares adaptadas a las circunstancias.
Sin Fe y sin Razón, el hombre puede ser perfectamente manipulado al antojo de los que organizan el mundo. Por eso se hace necesario que volvamos a poner en vigor un pensamiento fuerte sobre la relación entre la Fe y la Razón, un vínculo que podrá verse en las cinco ponencias. Especial para mí es la de Martín Gelabert, maestro y amigo que dirigió mi tesis doctoral en Valencia y con el que mantengo una relación de filialidad docente. Sus trabajos y su blog forman parte de mi formación constante en teología. Melchor Sánchez de Toca nos iluminará sobre las aportaciones de la fe a la cultura. Santigo del Cura expondrá la presencia de Dios en la relación entre Fe y Razón. Paul Janz aprovechará ciertos resquicios de la Razón en la Fe y García Baró nos cuestionará la posibilidad de la simbolización de Dios, sus límites y problemas.
Será una semana muy completa de la que pretendo dar pinceladas diarias, si el tiempo me lo permite, pues va a ser bastante intenso.

2 comentarios:

Rodolfo Plata dijo...

LA PAIDEIA GRIEGA DE CRISTO: La semana santa es tiempo de recogimiento, meditación, ejercicios espirituales y rectificación: La paideia griega tenía como propósito educar a la juventud en la virtud (desarrollo de la espiritualidad) y la sabiduría (cuidado de la verdad), mediante la práctica continua de ejercicios espirituales (cultivo de sí), a fin de prevenir y curar las enfermedades del alma. El educador, utilizando el discurso filosófico y la discusión de casos y ejemplos prácticos, más que informar trataba de inducir transformaciones buenas y convenientes para si mismo y la sociedad, motivando a los jóvenes a practicar las virtudes opuestas a los defectos encontrados en el fondo del alma, a efecto de adquirir el perfil de humanidad perfecta (cero defectos) __La vida, ejemplo y enseñanzas de Cristo coincide cien por ciento con el currículo y objetivo de la filosofía griega. Y por su autentico valor pedagógico, el apóstol Felipe introdujo en los ejercicios espirituales la paideia de Cristo (posteriormente enriquecida por San Basilio, San Gregorio, San Agustín y San Clemente de Alejandría, con el currículo y la metodología de los filósofos greco romanos: Aristóteles, Cicerón, Diógenes, Platón, Séneca, Sócrates, Marco Aurelio,,,), a fin de alcanzar la trascendencia humana (patente en Cristo) y la sociedad perfecta (Reino de Dios). Meta que no se ha logrado debido que la teología judeo cristiana fruto de la unión de la paideia de Cristo con Antiguo Testamento, al apartar la fe de la razón, castra mentalmente a sus seguidores extraviándolos hacia la ecumene abrahámica que conduce al precipicio de la perdición eterna (muerte espiritual)__ Es tiempo de rectificar y retomar la paideia griega de Cristo, separando de nuestra fe el Antiguo Testamento y su teología fantástica que han impedido a los pueblos cristianos alcanzar la supra humanidad. Pierre Hadot: Ejercicios Espirituales y Filosofía Antigua. Editorial Siruela. http://www.scribd.com/doc/33094675/BREVE-JUICIO-SUMARIO-AL-JUDEO-CRISTIANISMO-EN-DEFENSA-DEL-ESTADO-LA-IGLESIA-Y-LA-SOCIEDAD

Bernardo Pérez Andreo dijo...

Estimado Rodolfo, me es imposible compartir su reflexión. El cristianismo es cualquier cosa menos compatible con la paideia griega. A pesar de las reflexiones de un Clemente de Alejandría, y de un pensador radical como Marción, el cristianismo es judío en su médula y abrahámico en su origen, siendo el Éxodo la clave de comprensión del mismo.
El pensamiento cristiano no es una gnosis sino una conversión a la razón de los pobres y oprimidos, las víctimas del mundo, sea el griego como el postmoderno.

Gracias por su colaboración.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...